Blog

El maíz no es una materia prima

El maíz es uno de los cultivos más importantes del mundo.  En 2009, se cultivó más maíz (por peso) que cualquier otro grano; la producción alrededor del mundo superó los 800 millones de toneladas.  En EE. UU. y en otras partes del mundo, la mayor parte del maíz se usa como pienso para ganado.

Las raciones para ganados, especialmente para cerdos y aves de corral, dependen en gran medida del maíz y sus subproductos.  Esto se debe a que el maíz es sabroso para todas las especies animales de producción importantes, se digiere fácilmente y complementa a otros ingredientes importantes, como las harinas de semillas oleaginosas, al balancear las formulaciones de las dietas para optimizar el rendimiento.

Como resultado, el maíz es una de las materias primas más importantes del mundo, lo que significa que recibe un tratamiento similar o el mismo tratamiento más allá de quién lo produzca.

Entre otras cosas, el maíz proporciona un gran porcentaje de energía dietaria al animal.  La mayoría de la energía del maíz se suministra como almidón y una pequeña parte como aceite.  Tal como escribí en un blog anterior, formular una dieta con información sobre el contenido y los requisitos de energía es importante para mantener o mejorar el rendimiento y la eficacia del animal y, a su vez, minimizar el costo.

Esta información sobre la energía a menudo se supone y pocas veces se evalúa.  El problema de esto se destacó recientemente en un estudio que describe la variación normal del contenido de energía metabolizable del maíz que se analizó en todo EE. UU. (Campasino et al., 2014).  El contenido de energía metabolizable aparente (AME, por su sigla en inglés) de las muestras de maíz varió por 195 kcal/kg al alimentar a pollos de engorde.  Durante las comunicaciones personales con uno de los autores, se me informó que se cree que las diferencias en los contenidos de humedad de las muestras de maíz son las principales responsables de las diferencias en la AME.

Por lo tanto, 195 kcal/kg quizá no parezca mucho, pero considere los siguientes datos tomados de los pollos de engorde alimentados con dietas a base de maíz/soja enteraextruida luego de 21 días:

Presentación 1c

 

Presentación 2

El maíz representa del 55 al 70 % de las formulaciones típicas de dietas para pollos de engorde.  Por lo tanto, la variación normal en los valores de la AME, determinada con maíz de todas partes de EE. UU., podría reducir fácilmente el rendimiento del crecimiento de los pollos de engorde y la eficacia de los piensos.

Escribí anteriormente (ver aquí y aquí) sobre la importancia de los nuevos programas de materias primas para cada operación.  Además, el uso de técnicas de procesamiento, como la extrusión, para liberar la mayor cantidad posible de energía de un ingrediente para piensos puede atenuar la variabilidad normal.  Esto es especialmente importante para la industria de pollos de engorde, la cual se basa en la uniformidad para permitir que produzcan al año más de 71 millones de toneladas de carne de pollo en todo el mundo.

Por lo tanto, el maíz se convirtió en materia prima hace muchos años, pero para concluir, este no es necesariamente el caso.  Las pruebas simples, como de humedad y la acumulación de estos datos con el tiempo, ayudarán a determinar el valor inherente real de cada tanda de maíz.

Referencia:

Campasino, A., T.A. Wickersham, H.V. Masey O’Neill y J.T. Lee. 2014. Effects of nutrient variability in corn associated with geographical location and xylanase inclusion on energy utilization (Los efectos de la variabilidad de nutrientes en el maíz asociada con la ubicación geográfica y la inclusión de xilanasa en el consumo de energía). Comunicación personal.

Contáctenos
close slider
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
back_to_top